Estamos frente a un virus nuevo, ante el que no tenemos generada inmunidad. Se trata de un virus con una gran infectividad, con una mortalidad de un 2-3%. Su gran infectividad se debe a varios fenómenos: Se puede ser un portador asintomático durante el periodo de incubación de la enfermedad, que puede variar de 2 a 14 días. Se transmite con mucha facilidad a través de las gotas que emitimos al toser, estornudar o simplemente hablar. Puede sobrevivir en los objetos que nos rodean hasta 9 día….. Por lo general, los Coronavirus en los seres humanos causan infecciones respiratorias leves, como un resfriado común. Sin embargo, en algunos pacientes va más allá de esos síntomas y lleva a lo que se llama lesión pulmonar aguda y SDRA (Síndrome de Dificultad Respiratoria agudo) que pueden afectar seriamente la capacidad respiratoria del paciente y llevarle a la muerte.